Jugar Pequeño No Sirve Al Mundo

May 17, 2018

 

La semana pasada durante el taller para mujeres  “Cómo convertir la mentoría en el acelerador de tu crecimiento” sentí que a las mujeres les faltaba el brillo en sus ojos cuando hablaban de sus metas. Para mi el brillo en los ojos, la forma como una habla sobre sus metas es el indicador muy sencillo de las probabilidades del éxito. Una de las participantes, una mujer joven y muy inteligente, nos compartía que su pareja expresaba dudas acerca del éxito de su emprendimiento. La chica me preguntaba qué podía hacer ella para convencer a su pareja de apoyarla en su plan. Era evidente que la mujer también tenía dudas y su motivación de día a día dependía mucho de lo que sucedía, si lograba o no a corto plazo lo que había planeado. La motivación y el compromiso con su visión dependía demasiado de los resultados externos. El problema era obvio. Su visión no era suficientemente grande como para ser su motor interno. El problema era que su visión chica convertía cada dificultad en un obstáculo grande que afectaba su motivación. Las probabilidades de que iba a abandonar su proyecto eran muy altas.

 

“Las visiones chicas no generan gran motivación y compromiso”

 

Las visiones chicas no le sirven al mundo. ¿Qué tan grande es tu visión para que sigas adelante a pesar de los obstáculos que se presentan en tu camino? ¿Sientes mariposas en el estómago cuando piensas en lo que quieres crear en mundo? ¿Te levantas saltando de la cama llena de motivación y pasión por empezar el día o arrastras tus pies y tienes ganas de quedarte en la cama? ¿El mundo será mejor contigo haciendo la diferencia, contigo jugando a lo grande? ¿Estás lista para jugar a lo grande?

Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts