La autoconfianza no es negociable

July 12, 2018

 

 

 

Mujeres líderes: hay tres tipos de autoconfianza que tienes que tener.

 

En su libro, The Confidence Code, de las autoras Katty Kay y Claire Shipman, detallaron la multitud de formas de cómo la falta de autoconfianza frena a las mujeres (comparándolas con los hombres) en el camino al éxito profesional. Las mujeres en general buscan las promociones más tarde en la carrera, nos comunicamos con menos asertividad, a menudo evitamos tomar riesgos que podrían acelerar nuestra carrera. Pero reforzar la autoconfianza no es negociable para acelerar tu crecimiento profesional. Apuesto que lo habías oído muchas veces, y en mis conversaciones con las mujeres líderes este tema vuelve a surgir una y otra vez sin importar el nivel de liderazgo.

 

Pero el problema con reforzar la autoconfianza es:

a) puedes tener mucha autoconfianza en ciertas áreas de tu vida y menos en otras donde tenerla es más crucial 

b) no todos los tipos de autoconfianza te llevan al éxito que buscas. La pregunta clave para tu éxito es:¿en que áreas de tu vida profesional tienes que reforzar la autoconfianza para que obtengas visibilidad, promoción y más responsabilidad clave para crecer? 

En mis años de trabajo con las mujeres líderes de altos rangos identifiqué tres áreas clave donde la alta autoconfianza se traduce en crecimiento más rápido de tu vida profesional. 

 

1. Autoconfianza para pedir retroalimentación

 

Es una de las áreas donde hay miedo por parte de los jefes a dar retroalimentación dura a sus colaboradoras mujeres por el miedo de hacerlas sentir insuficientes. Recién promocionada al puesto de Directora de Recursos Humanos, Andrea Orozco dice que la retroalimentación ha sido crítica para su crecimiento profesional y para obtener la promoción. Insiste que las mujeres que quieren crecer más rápido tienen que cultivar la autoconfianza para pedir la retroalimentación de sus superiores. Reta a tus superiores a darte retroalimentación honesta y sin vueltas. Puede que te duela al principio, pero al final tu éxito se va a acelerar gracias a eso. 

 

2. Autoconfianza para admitir que no tienes todas las respuestas

 

Cuando Emma Avila fue promocionada a socia del despacho de abogados no tenía tanta experiencia en presidir las negociaciones con clientes. Ella tenía un conocimiento sólido de las practicas legales en la industria petrolera y ha sido reconocida por los clientes como la experta en el área. Consciente que el nuevo nivel de responsabilidad la llevaba a adquirir habilidades nuevas, ella tomó la iniciativa de pedir consejos a otros socios, hasta haciendo preguntas “estúpidas”, buscando rodearse de los expertos en el tema. “No puedes crecer si no aceptas que no tienes todas las respuestas”, dice ella. Hay mucha inseguridad y sentimiento de ser “impostora” cuando se trata de aceptar que no tienes todas las respuestas en un área en específico. Reemplaza la inseguridad por curiosidad y la confianza de pedir ayuda.

 

3. La confianza de insistir en el equilibrio entre trabajo y vida personal

 

El equilibrio entre trabajo y la vida personal provocan sentir de culpa en las mujeres que buscan éxito profesional. La verdad es que la búsqueda de éxito profesional puede crear caos en tu agenda personal. Las mujeres que han logrado llegar a los niveles altos de liderazgo acompañados de sus esposos y sus hijos en el camino han tenido la confianza de quitarse el título de ser una mujer maravilla. Deciden en las dos o tres prioridades en cierto punto de su carrera y es ahí donde ponen toda su atención. Aceptan que tiene que haber ciertos sacrificios y compromisos aunque no vaya a ser fácil. Identifica dos o tres prioridades críticas en este punto de tu vida y haz el compromiso a enfocarte nada más en ellas, permite que otros proyectos se queden en el standby mientras tanto. 

 

Please reload

Featured Posts

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts